Mi diablo conocido

El año pasado saliste de la nada, en el cumpleaños de una de mis amigas, cuando te vi me asuste pensé que había pasado algo con tus padres, ni te salude solo reaccione a preguntar ¿que paso? me respondiste bien sobradamente no pasa nada, solo vine para llevarte para tu casa, siempre sabes donde estoy y eso no me gusta, yo deje de interesarme por ti hace años y fue en ese momento en el que te obsesionaste por buscarme una vez al año y siempre desgraciadamente es cuando mas lo necesito, creo que dejar de buscarte fue una reacción natural, el desquite natural, una mezcla entre el ego y los anticuerpos que no quieren saber de ti pero es difícil negarse a mi diablo conocido, cuando apareciste hace unos días me impresiono tu osadía por la hora y el lugar y todo y que ademas no te indignara que saliera en pijamas lo que refleja que creciste un poco y eso sorprende a cualquiera, lo bueno de verte y de ser una mujer recuerdativa es que sentir tu clásico perfume y tu abrazo que me lo se de memoria me hacen rememorar lo mejor de ti, me dan la confianza de como si nos viésemos a diario, me acuerdo de la primera vez que viajamos juntos cuando aun tenias un auto pequeño, me mande puros cagasos solo para probar tu paciencia el problema es que tu no tienes paciencia, ahora me río pero ese día fue muy dramático y muy divertido al mismo tiempo, me doy cuenta que ya no vives de las apariencias como lo hacías antes, no te molesto llevarme de la mano por el aeropuerto con mi pijama rosado, me trataste como si llevara puesta la ropa mas linda de la vida, hace 5 años cuando nos vimos por el nacimiento de la Maria Catalina recuerdo que tenias un ramo de flores gigante para la Natalia y nos topamos justo en la entrada, era la primera vez que te veía después de 2 años debo confesar que me dio un calambre en el estomago y preferi ignorarte solo para llevar la fiesta en paz, tu hiciste lo mismo con esa expresión tan desagradable de no me importa el mundo, insisto ahora me río pero ese día explote en ira cuando el papá de Natalia nos presento y me saludarte como si no nos conociéramos, que mal mentiroso todos se dieron cuenta de lo que hacías, y para mas remate yo quede como la alterada que se fue, le di un beso a la Maria Catalina y me perdí en la puta clínica, molesta conmigo misma pensé porque me afecta tanto este saco de weas y me aparecía tu cara diciendo: porque no puedes olvidarme porque soy inolvidable jajajaja como esa vez en la playa cuando con una botella de vino en la mano cantabas esa canción de shakira que dice inevitableeeeee y tu me la cantabas con inolvidableeeee jajaja y era verdad a pesar que no te amo como alguna vez lo hice si eres alguien inolvidable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s