A lo lejos

Odio no mirar a los ojos y tener los pies fríos y la cabeza ardiente se quema cada cinta magnética llena de datos de voz e imagen en una suerte de consumo silencioso se quejan los recuerdos y la memoria vacía ansía un poco de interés hasta cuando esperaras que caiga el fruto ¿que tal si su loca sonrisa nunca madura? Odio pensar en eso y odio no pensarlo el desprevenido vive el que se siente seguro sólo extiende sus días de inseguridad. Regresare a las noticias con una baldosa rota y dos espinas para pinchar tus dedos y manchar tu camisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s